CUERPO, PLACER Y PODER

Ha llegado el momento de encontrar seguridad en tu cuerpo, dentro, muy dentro de ti

CUERPO, PLACER Y PODER

El cuerpo es tu PRIMER TERRITORIO, tu sostén, tu brújula. Conociendo a fondo todas tus memorias somáticas y el trauma que en tu cuerpo se almacena, tienes la llave para abrirte a una transformación real y profunda.

El cuerpo es el contenedor de tu consciencia. HACER ESPACIO EN TU CUERPO PARA LA EXPANSIÓN es lo que te llevará a encontrarte más segura dentro de ti.

SENTIRTE CONTENIDA Y A LA VEZ EN EXPANSIÓN. SENTIRTE SEGURA DENTRO DE TI PARA EXPLORAR NUEVAS IDENTIDADES Y LAS REALIDADES QUE QUIERAS MANIFESTAR.

TENER UNA ESTRUCTURA INTERNA FUERTE PARA SOSTENER LAS SITUACIONES DESAFIANTES QUE TE PERMITAN CRECER Y EVOLUCIONAR.

Este es un camino de valentía, determinación, compromiso contigo misma, honestidad y autorresponsabilidad. Si has decidido no procastinar más, no dejarte para más tarde y abrirte al próximo salto en tu vida, éste es tu lugar.

Éste es un programa grupal de 8 semanas en el que te guío y te acompaño a que agarres tu antorcha de fuego y vayas llevando luz a esas partes de ti que han estado escondidas tanto tiempo.

Adentrarte en el bosque, tu propio bosque, entrar a deshacer nudos hechos hace mucho tiempo que están pidiendo ser deshechos con amor, cuidado y presencia. Entrando en el misterio que eres tú misma y tu propio cuerpo (físico, emocional y energético)

Todo lo que pongo a tu disposición lo he caminado yo antes. Soy la prueba de que encontrar seguridad en tu cuerpo te devuelve la seguridad en ti misma, en la vida, en cada uno de los pasos que das, te trae de VUELTA A CASA.

Hace algunos años me encontraba en una situación en la que algo dentro de MI me gritaba que si seguía así me iba a enfermar. Desconectada de mi misma, mis emociones, sensaciones y necesidades, sentía que la vida tenía que ser algo más; esto no podía ser todo. Y decidí coger las riendas y PONERME EN EL CENTRO DE MI VIDA. Empecé a estudiar y leer mucho, hacer formaciones y talleres y enseguida comprendí algo que me ayudó. Necesitaba pasar por el cuerpo toda la información que estaba procesando con mi mente…necesitaba encuerparlo para hacerlo real, para que se convirtiera en experiencia. Fue así como supe que cuerpo y mente son todo uno, que mi cuerpo era el instrumento real que tenía para que mi mente materializara todos los aprendizajes. Y fue entones cuando me di cuenta de que el cambio era abrirme a SENTIR. Sentir la vida en toda su intensidad, sentir el dolor, la rabia, la desesperanza, la alegría sublime de respirar y estar viva, el pulso de mi vientre cuando se abre al placer de la vida, abrirse a vivir la vida con TODO.

En esa apertura a vivirlo todo aprendí a habitar el dolor y el placer y me di cuenta de que, en esa danza de polaridades se encuentra la verdadera esencia de la vida y el pulso que nos trajo a este mundo. El placer es posible cuando lo habitas todo.

Cuando escuchas al cuerpo y percibes donde se estanca tu energía, cómo se manifiesta ese estancamiento, cuáles son los síntomas externos de ese desequilibrio interno…ahí tienes toda la información para poder indagar e ir reajustando. El cuerpo tiene la capacidad de traernos al presente, de integrar lo que ocurrió en el pasado y de darnos fuerza y claridad para vivir el futuro que deseamos, siendo las soberanas de nuestras vidas. Y nos abre a la CONFIANZA, si hemos sido capaces de llegar hasta aquí, si habito mi cuerpo, tengo la certeza de que la vida me sostiene.

Todas las partes internas que no fueron atendidas con amor están esperando a que tu YO de hoy se haga cargo, por fin.

Para encontrar más libertad y seguridad en ti, para recuperar tu SOBERANÍA.

Comenzamos el 21 de abril.